Cro. Filemón Moncada. ¡Hasta Siempre Militante del FSLN!

1024 536 Ramón Campos

Excelsa Sintesis

En el bello San Nicolás, antes de León, ahora municipio de Estelí, un 20 de junio de 1936 nace Francisco Filemón Moncada Lanuza. Su madre doña Antonia Moncada López y su padre don Elías Lanuza Orozco. Sandino ya había sido asesinado.

Filemón, hermano de Elías Moncada caído en la guerra, era el menor de todos, hermano de Efraín Moncada, el mayor de todos.

Filemón, casado hace 56 años con Oswalda Iglesias Hernández, esposo amoroso y responsable, procrearon siete hijes (excelente padre ): Walner, María Elsa, Nidia Rosa, Bayardo Noel, Freddy Antonio, Elías, Aracely.

Walner cayó en combate en 1984 y no se supo donde quedó.

Toda la familia sandinista, combatientes sandinistas l@s que tenían edad y podían hacerlo.

Filemón, zapatero de oficio, conspirador de nacimiento aborreciendo a la injusticia, desde 1956 en la lucha política. Cuando se funda el Frente Sandinista de Liberación Nacional se integra sin dudarlo, siendo su primer responsable nuestro héroe, Silvio Mayorga.

COnforman los primeros sindicatos de zapateros y entre sus dirigentes estaban:
Filemón Moncada por supuesto, Filemón Rivera Quintero , Remberto Zeledón, Silvestre López, Juan Machado, Salvador Loza, Elías y Efraín Moncada. El Zorro les servía de correo.

Años realmente duros, tremenda lucha clandestina.

Filemón estudia la política con el sabio doctor Alejandro Dávila Bolaños. El Comandante José Benito Escobar fue su instructor y responsable en el sindicalismo.

Filemón, colaborador histórico y combatiente guerrillero en el FSLN, primer responsable de la Central Sandinista de Trabajadores, Inspector departamental del trabajo, miembro de la Junta de gobierno de reconstrucción municipal, coordinador de la misma, su director financiero, secretario político municipal FSLN, ejecutivo departamental del FSLN, Orden décimo aniversario de la Revolución, Orden Carlos Fonseca, militante de la segunda promoción, miembro del congreso y de la asamblea sandinista, firme en sus principios libertarios y de equidad social, honesto hasta la saciedad, ejemplo de sandinista, humilde, insobornable, revolucionario inclaudicable, un sólido guardián de vida plena en armonía social.

Hasta siempre mi querido Filemón Moncada, nos deja la mejor herencia. Tu lealtad a nuestro partido el FSLN.

También, te puede interesar:

Marcón se ha ido ¡Duele su partida!

Comunicado: Edén Pastora, la leyenda crece

FSLN: Nota de Prensa por el fallecimiento del Cro. Jacinto Suárez

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.