Sandino – Cultura y Fortaleza Popular

1024 536 Ramón Campos

Compartimos un artículo de Jeremy Cerna, titulado: «Sandino – Cultura y Fortaleza Popular». A continuación se presenta el texto original:


Del General de Hombres y Mujeres Libres, Augusto C. Sandino, se puede escribir mucho: sobre su gesta heroica combatiendo al yanqui y venciéndolo en las montañas de Nicaragua, sobre sus ideales antimperialistas y unionistas: promulgando la unidad del obrero y el campesino en la lucha por la liberación de los pueblos, sobre su teoría y praxis económica y social a través del cooperativismo como forma de contraposición al capitalismo-feudal, respetando las formas ancestrales de producción e introduciendo los avances necesarios para establecer políticas de negocio justo (fairtrade), concepto que hoy en día se consideran nuevos, pero que para Sandino y su pueblo eran su cotidianidad, pensada mucho antes de la colonia. Por consiguiente, al establecerse una base teórica, concebida en los diferentes textos que Sandino escribió, y ponerse en práctica sus teorías, procurando una revalidación constante del efecto de estas, estamos ante un Sandino científico. Dimensión también atribuible a nuestros pueblos ancestrales.

Sin embargo, así como la colonizadores quemaron nuestras obras, procurando destruir nuestros conocimientos y nos aislaron por la fuerza y la brutalidad de sus acciones, violando todos nuestros derechos, tanto humanos como de la madre tierra, así quisieron enterrar el cúmulo de emociones, acciones y conocimientos que representaba Sandino. Es decir, quisieron emular la conquista al asesinar a Sandino (21.02.1934), nuestro reivindicador cultural y ejemplo de fortaleza ancestral.

Con la muerte de Sandino el imperialismo norteamericano, extensión patológica del europeo, se sentía victorioso: quemaron las cooperativas, asesinaron y violaron, no querían dejar rastro alguno de lo que significaba Sandino. Luego nos impusieron la dictadura somocista.

El imperialismo norteamericano y europeo fallo, porque al igual que nuestros ancestros utilizaban las acciones y obras visibles para representar su visión del mundo no tangible, Sandino también utilizó dicha visión. Y lo destruido fue solamente una maqueta, llena de dolor y de sangre, pero no la realidad de la construcción. Sandino no construyó sobre arena movediza, apuntó a lo más alto y construyó en el espíritu y en las almas de nuestros valientes guerreros: hombres, mujeres y niños, luchando de igual a igual por nuestra liberación.

Sandino forjó al hombre nuevo. Y es así que, el FSLN (Frente Sandinista de Liberación Nacional) emergió como continuidad de la lucha Sandinista.

El triunfo de la Revolución Popular Sandinista (19.07.1979) es el referente mismo de la continuidad de la lucha Sandinista. De igual forma el triunfo electoral del FSLN en 2006, 2011 y 2016, y la victoria contra el intento de golpe de estado del 2018 constituyen nuevas victorias de Sandino sobre el imperialismo. Por con siguiente, se puede afirmar que Sandino es nuestro espíritu y la síntesis de nuestra fortaleza popular.

¡Patria Libre o Morir!

Jeremy CernaBerlín, Alemania

Berlín, Alemania

21 febrero 2020

Fuente: http://tortillaconsal.com/

También, te puede interesar:

Comandante Carlos Fonseca: Sandino, RPS y Marxismo

Sandino (por Tomás Borge)

Crónica: La noche que asesinaron a Sandino

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.