Cuba contra el bloqueo, pandemia e intento de «golpe blando»

1024 536 Cuaderno Sandinista

Desde el triunfo de la Revolución Cubana, el 1° de enero de 1959, el gobierno de Estados Unidos arremete contra el Pueblo de Cuba por medio de un bloqueo económico, financiero y comercial, además de ataques militares donde intentaron invadir la isla en forma directa. Medidas que generaron y siguen generando cuantiosas afectaciones para la nación caribeña en términos de salud, educación, deporte, cultura, industria alimentaria y agricultura, telecomunicaciones, turismo, energía y minas, sector biofarmacéutico, transporte, industria, finanzas, comercio exterior. Los daños acumulados por el bloqueo durante un poco más de seis décadas alcanzan la cifra de 933 mil 768 millones de dólares[1], tomando en cuenta la depreciación del dólar frente al valor del oro.

Desde abril de 2017 hasta marzo de 2018, el bloqueo se agravó y aplicó con estricto rigor. En este período causó pérdidas en el orden de 4 mil 321 millones 200 mil dólares[2]. En el 2020, el ministro de Relaciones exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, aseguró que el bloqueo ocasionó pérdidas económicas al país por más de 5 mil millones de dólares (hasta el 22 de octubre de 2020)[3].

Adicional a esto, en el año 2020, el pueblo cubano sufre afectaciones generadas por la Covid-19. El coronavirus trajo consigo no solo la crisis sanitaria, sino también el cese del turismo, la reducción de vuelos nacionales e internacionales, el cierre de comercios y deescuelas provocando una emergencia financiera. Desde principios de marzo, el gobierno de Cuba hizo un llamado al distanciamiento físico, a permanecer en casa. Paulatinamente se tomaron medidas preventivas, se cerraron las escuelas y aquellos centros de trabajo que no fueran imprescindibles en una situación excepcional como la que vive el mundo.

A partir de esto, las exportaciones cubanas fueron golpeadas por la contracción del mercado internacional. Los precios de productos como el níquel y el azúcar cayeron a niveles históricos, mientras otras mercancías, como el tabaco y el ron, aunque no presentan afectaciones en los costos, disminuyeron considerablemente su demanda.

También hay afectaciones en importaciones. Hay alimentos que tuvieron un aumento significativo en el mercado internacional. La leche y el arroz, imprescindibles para la población, está en esa larga lista de alimentos que subió el precio en el mercado, con incremento entre el 15 – 18% de su costo habitual.

A pesar de este panorama, en estos momentos despunta la industria biofarmacéutica; se exporta con éxito el Interferón Alfa – 2b Humano Recombinante, de probada efectiva para el tratamiento de pacientes con la Covid-19 y miles de médicos cubanos brindan asistencia en más de 20 países del mundo. De una u otra forma, el gobierno de Cuba, a pesar del bloqueo, tomó las medidas estratégicas necesarias y garantiza que la economía esté más preparada de lo que estuvo en los años 90[4], época que se vivió el período especial.

Por último, a estas dos agresiones que sufre la isla, se suma el desarrollo de un intento de “golpe blando” orquestado y financiado desde Miami y Washington. En esta ocasión utilizaron la “Cultura y la Libertad” en la isla para intentar generar el descontento social en el Pueblo. En medio de los cotidianos ataques mediáticos contra Cuba y el recrudecimiento de las agresiones subversivas – pagadas y apoyadas por el gobierno de Estados Unidos – volvieron a ser visibles aquellos “artistas” con largo historial de delitos, que pretenden establecer una brecha para un estallido social.

El guion seguido, desde Estados Unidos, resulta predecible: entre las medidas de la administración Trump, se aplicaron algunas de marcada intencionalidad como ataques directos a reconocidas figuras de la música y el arte en general. Desde el año 2006, la misión diplomática estadounidense en la Habana organizó reunión con “jóvenes opositores” de Cuba para mostrar información de cómo derrocar gobiernos legítimos.

De esta forma, los jóvenes, bajo la bandera de la “no violencia” y empleando logotipos y tácticas de marketing que atraen a la juventud, fomentan pequeños disturbios en la calle para crear un ámbito permanente de inestabilidad caos, lo cual es divulgado por la prensa hegemónica internacional como represión.

Una vez más subestiman la resistencia y el espíritu combativo del pueblo cubano. Lo que no saben los imperialistas es que este pueblo no comprende de chantajes, presiones, condiciones y tergiversaciones.

“La Revolución tiene que comprender esa realidad, y por lo tanto debe actuar de manera que todo ese sector de los artistas y de los intelectuales que no sean genuinamente revolucionarios, encuentren que dentro de la Revolución tienen un campo para trabajar y para crear; y que su espíritu creador, aun cuando no sean escritores o artistas revolucionarios, tiene oportunidad y tiene libertad para expresarse”[5].

Estos “artistas” que se vendieron a los intereses del invasor y los que no se vendieron y dialogaron con los representantes del Ministerio de cultura de Cuba deben comprender que “(…) la Revolución significa precisamente más cultura y más arte. Les pedimos que pongan su granito de arena en esta obra que, al fin y al cabo, será una obra de esta generación. La generación venidera será mejor que nosotros, pero nosotros seremos los que habremos hecho posible esa generación mejor. Nosotros seremos forjadores de esa generación futura”[6].

En estos momentos el pueblo de Cuba hace frente al bloqueo, la pandemia y un intento de golpe blando. Como consecuencia y a pesar de los ataques permanentes, la Revolución Cubana sigue en pie, más que nunca. La firmeza revolucionaria del pueblo, con su continuidad histórica organizada está dando la cara ante esta triple agresión.

Son tiempos de retos para enfrentarse a las coyunturas y luchar contra los peligros que amenazan, tal y como lo mencionara el Comandante Fidel Castro: “Nosotros no podemos cruzarnos de brazos, debemos exigir soluciones, pues tenemos derecho a sobrevivir a los peligros que nos amenazan y a vivir con dignidad y paz”.

El camino es la Revolución, no hay otro… porque solo la Revolución garantiza la defensa de los derechos restituidos y las victorias de un pueblo que por más de 60 años ha combatido y resistido con dignidad, valentía y patriotismo.

Escrito por: Germán Van de Velde


[1] https://elsiglo.cl/2018/11/01/el-mundo-dijo-no-al-bloqueo-y-a-enmiendas-de-trump/

[2] http://www.granma.cu/cuba-vs-bloqueo/2018-09-06/el-bloqueo-en-hechos-y-cifras-06-09-2018-19-09-46

[3] https://cuadernosandinista.com/2020/10/22/el-bloqueo-genera-afectaciones-de-5-000-millones-de-dolares-a-cuba/

[4] https://www.mincex.gob.cu/

[5] Discurso pronunciado por el Comandante Fidel Castro como conclusión de las reuniones con los intelectuales cubanos, efectuadas en la Biblioteca Nacional

[6] Discurso pronunciado por el Comandante Fidel Castro como conclusión de las reuniones con los intelectuales cubanos, 16, 23 y 30 de junio de 1961

También, te puede interesar:

Detrás de viejas intenciones, nuevos actos terroristas en Cuba

Autoridades cubanas denuncian financiamiento de EE.UU. a subversión en Cuba

Diálogo sí, pero sin condiciones o chantajes hacia Cuba

Mincult dialogará con jóvenes que no han comprometido su obra con enemigos de Cuba

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.