Gral. Augusto C. Sandino. «La obligación de usted es volar candela a diestra y siniestra»

1024 536 Cuaderno Sandinista

Compartimos carta que escribió el General Augusto C. Sandino el 18 de noviembre de 1932, dirigida a los Generales Juan Pablo Umanzor y Juan Santos Morales, titulada «La obligación de usted es volar candela a diestra y siniestra». A continuación se presenta el texto:


[…] Mientras ustedes se han dedicado a cumplir con su deber y con las órdenes giradas por este Comando General, haciendo la toma de San Francisco, el susto al perro Escamilla [1] y la batalla de Argelia, etc., etc., el General Colindres se ha metido a bribón, sacando las uñas como ambicioso de mala fe.

Como ustedes saben, el General Colindres iba como primer Jefe de nuestra Columna N° 12 y el General Peralta como segundo Jefe de la misma, con instrucciones igualmente a las de ustedes, con la única diferencia de que si ustedes podían cruzarse al otro lado de los rieles que lo hicieran, y que Colindres procurara controlar Occidente. Sucedió que se fue a arrinconar a un cerro cerca de Somotillo, desde donde ha estado politiqueando, y por último, desconociendo las órdenes de este Comando General, como cuestión de jugar al clavito, se proclamó sin autorización de ninguna especie y en el nombre de nuestro Ejército, Gobierno Provisional de Nicaragua, estupidez que le costará muy cara. Han lanzado Manifiestos y Proclamas a la Prensa Asociada, diciendo que nuestro Ejército y el pueblo nicaragüense lo proclaman Gobierno de Nicaragua. Esto me lo participó el General Peralta, a quien se le han girado órdenes de asumir la primera Jefatura de nuestra Columna N° 12 y capturar al General Colindres, al individuo Arturo Vega, a de Paredes y a un yanqui o alemán que dicen andar con ellos, y que se reconcentre toda la columna a este Cuartel General, trayendo reos a los mencionados sujetos; con eso creo quedará terminada la traición del General Colindres y de sus malos consejeros. Ya escribí a la prensa del exterior anulando todo trabajo malévolo de parte de los mamarracheros.

Con este motivo, se servirán ustedes, si el caso lo requiere, prestar con sus fuerzas su cooperación al General Peralta, para el cumplimiento de la orden que se le ha girado. También se ordenó al General Peralta que si había oposición a mano armada de parte de algunos individuos, que sean pasados por las armas y que la Columna N° 12, se reconcentre siempre a este Cuartel General.

Por todo lo dicho, el General Colindres queda destituido de nuestro Ejército y ningún miembro de nuestra causa dará valor a cualquier dicho u orden del mencionado hermano; lo que les comunico para que así lo hagan sentir a todas las autoridades de esas regiones.

Durante la semana del primero al 6 de Noviembre, fueron atacados por nuestras fuerzas las plazas de Matagalpa, Jinotega, La Concordia, San Rafael del Norte; combates en el Portal de Telpaneca y la Plaza del Jícaro; este último combate fue de gran sensación y actualmente las gentes civiles abandonaron la población y las casas y cuarteles quedaron muchos destruidos por bombas; y por una ligera equivocación de nuestras fuerzas, el enemigo quedó reducido en un solo cuartel, pues sucedió que cuando el Coronel García […]

[…] y dedicar, como me dicen, un sector de descanso para después de sus recorridos. Supongo que con la reconcentración de la Columna N° 12 todos nuestros hermanos de aquellas regiones de Somotillo, les acuerparán a ustedes y se harán tan respetables por su número y equipo que el enemigo no intentará desalojarlos de esa región, dándome así lugar a que yo pueda trabajar con toda calma en los asuntos de diplomacia, que hemos encomendado al Dr. Zepeda y el General Horacio Portocarrero. Antier salieron correos especiales para donde esos dos hermanos, y para el 1° de enero en adelante tenemos grandes trabajos emprendidos, ya sea para un entendimiento honroso, quedando nuestro Ejército con el control militar de la República, Ministerio de la Guerra y las Carteras de Hacienda y Relaciones Exteriores, y no dejar meter a pícaros en nuestras filas, quienes lleguen a politiquear y a meter la cizaña en la misma gente.

Considero necesario que si consiguen algunos fondos despachen inmediatamente correos especiales a emplearlos en cartuchos, adonde Ustedes saben. De este campamento no les llegará parque, porque cuanto se consigue se pone en mano inmediatamente para la defensa de este sector, pues lo demás ya Ustedes lo saben.

Casi estoy seguro que cuando la presente sea en sus manos, la Columna 12 estará pasando para este Cuartel General, cerca de donde Ustedes están, y para entonces será correcto que Ustedes les protejan la cruzada.

El Clarín que solicitan, hay muchos instrumentos pero ninguno quienes lo toquen, porque todos están afuera, y si hayan Ustedes quien pueda tocarlo y lo necesitan, en otro Correo les llegará.

Ruégoles dar un abrazo en mi nombre a todos los hermanos heridos y a los demás miembros de esta heroica Columna N° 11 y Ustedes dos reciban el sincero cariño de este vuestro hermano.

Patria y Libertad
A. C. Sandino
[Firma y sello]

P. D. Ya se dieron órdenes de que se da a reconocer como instructor de comunicaciones al Mayor Francisco Herrera, entre esos campamentos y este Cuartel General. Confiamos en vuestra disciplina y sinceridad para que siempre vengan con frecuencia vuestras correspondencias, que de un momento a otro tendremos buenas nuevas. Por ningún concepto podrán Uds. abstenerse de la hostilización del enemigo, haya sido electo quien hayan sido; lo cual todavía no lo sabemos en este campamento, pero sabemos que el enemigo accederá a «nuestras bases» si nos ve fuertes y difíciles que nos venzan, y es por eso mi recomendación de controlar lo que más puedan. Vale.

Referencias: Ramírez, S. (1984). «El pensamiento Vivo / Augusto C. Sandino». Tomo II. Editorial Nueva Nicaragua, colección de pensamiento vivo 4. pp. 256 – 258

[1] Se refiere al mercenario mexicano Juan Escamilla, servidor incondicional de José María Moncada

También, te puede interesar:

Gral. Augusto C. Sandino: «Luchamos por la Libertad de Nuestra Patria»

Gral. Augusto C. Sandino: «Hay que ser ante todo, nicaragüenses y no esclavos»

Gral. Augusto C. Sandino: «Bases que de ser aceptadas traerán la paz de Nicaragua»

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.