Flora Tristán, un pensamiento ilustrado

1024 536 Cuaderno Sandinista

Compartimos un artículo de Carla Caldera, titulado «Flora Tristán, un pensamiento ilustrado». A continuación se presenta el texto:


«Una tarde de septiembre de 1838, tras permanecer días y días al acecho, un hombrecillo llamado André Chazal disparó en París contra su esposa. La mujer se desplomó en la acera gravemente herida: Flora Tristán era por fin libre».

El 14 de noviembre de 1844 falleció en Burdeos, Flora Tristán, con tan solo 41 años de vida víctima del tifus, dejándonos plasmadas sus ideas y sus vivencias, de la cual destacan «Peregrinaciones de una paria», «Paseos en Paris», «Selección de Cartas, una recopilación de cartas del Libertador Simón Bolívar», «Unión Obrera» así como otros dos libros a favor del divorcio.

Esta mujer autodidacta, nacida en París en 1803 tuvo una vida intensa, criada en la abundancia en los primeros años de su vida, pasó a la pobreza más extrema, sufrió malos tratos tanto físicos como psíquicos por parte de su marido, se reveló ante el sistema patriarcal de la Francia de entonces e intentó y consiguió ser una mujer libre e independiente, en una época en la que los pilares del código napoleónico prescribían la eterna minoría de edad de la mujer casada. Su lucha incesante por conseguir una sociedad más justa e igualitaria ha quedado intensamente plasmada en sus obras.

Sus amargas vivencias durante su vida matrimonial despiertan en ella un pensamiento y una actitud revolucionaria que la convierte en la precursora del movimiento feminista socialista. Viaja por varios países donde realiza trabajos de toda clase, es en este momento cuando toma conciencia de su condición de «paria».

 En 1833 decide viajar a Perú para reclamar la herencia que le corresponde de su padre, pero solamente consigue una pensión mensual. La etapa que pasa en Perú donde asiste a la guerra civil y ve la gran diferencia entre las distintas clases sociales será significante para el futuro de Flora quien se convierte en defensora declarada de los derechos y libertades de la clase obrera y de la mujer.

A raiz de un viaje a Londres, donde Flora consigue penetrar en la cámara de los lores disfrazada de hombre y donde entra en cometo con los obreros que malviven en una sociedad que les da la espalda, decide dedicar sus esfuerzos a la emancipación de la clase obrera: antes de empezar a gestarse las ideas de Marx y Engels, de hecho la celebre consigna del manifiesto comunistas: «Proletarias y proletarios del mundo unidos» le pertenece el cual fue plasmado en su obra «Unión Obrera», años después tomada por Marx quien se declaraba un gran admirador de sus ideas y pensamiento.

El pensamiento de Flora Tristán es de raíz ilustrada, presupone por tanto unas reivindicaciones y un proyecto político que sólo pueden articularse a partir de la idea de que todos los seres humanos nacen libres, iguales y con los mismos derechos, pero toma cuerpo en el periodo inmediatamente posterior a la Revolución Francesa, a una derrota amarga, y seguramente inesperada del feminismo. Tristán mantienen la continuidad de su pensamiento con el de autoras anteriores (Mary Wollstonecraft, entre otras) e imprime a su feminismo un giro de clase que en el futuro daría lugar al feminismo marxista.

Al tiempo, se emparentaba con las corrientes críticas a las que se ha denominado «socialismo utópico», pero teorizando ya la necesidad de una Unión Obrera, de un partido obrero. parece claro que muchos de sus planteamientos «feministas y socialistas» carecen todavía de respuesta y que el matrimonio entre el feminismo y el marxismo puede haber tenido una convivencia poco afortunada, pero las ideas de Tristán siguen siendo necesarias para entender y transformar el mundo en el que vivimos y pensamos.

Su compromiso con los movimientos obreros y feministas continúan vigentes hasta el día de hoy en todas aquellas mujeres socialistas que llevan su lucha en pro a la emancipación completa y real de las mujeres en todos los ámbitos.

«Todas las desgracias del mundo provienen del olvido y el desprecio que hasta hoy se ha hecho de los derechos naturales e imprescriptibles del ser mujer»

Fuentes : 

Flora Tristan: Feminismo y Socialismo. Antología
Edición de Ana de Miguel y Rosalía Romero
Colección: Clásicos del Pensamiento Crítico – Editorial La Catarata 2003

Introducción:
Flora Tristán, hacia la articulación de feminismo y socialismo en el siglo XIX.
Por Ana de Miguel y Rosalía Romero

Textos originales de Flora Tristán:

  • A los obreros y las obreras – 1843
  • Por qué menciono a las mujeres – 1843
  • Los obreros de las fábricas  – 1840
  • Mujeres públicas – 1840
  • Las mujeres inglesas – 1840

También, te puede interesar:

Assata Shakur: La pantera más negra

Las mujeres en la victoria sobre el fascismo

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.