Acuérdense, muchachos, cuando se sientan tristes, desanimados…

1024 536 Cuaderno Sandinista

«Acuérdense, muchachos, cuando se sientan tristes, desanimados, desmoralizados, con ganas de correrse y dejarlo todo, con ganas de llorar, que nadie nos ha metido a la fuerza en esto, que andamos aquí voluntariamente; y piensen en los miles de niños que piden limosna, descalzos y casi desnudos, piensen en la injusticia de la miseria, piensen que los gamonales no van a rendirse por su propio gusto, que nosotros somos la única alternativa de los humillados y explotados, la única esperanza que ellos tienen en este mundo.» (Comandante Carlos Fonseca Amador)

No pararemos de andar jamás…

Patria Libre o Morir!

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.