Carlos Fonseca en el X Aniversario de la Masacre del 23 de Julio

1024 536 Ramón Campos

Hermanos nicaragüenses:

Han transcurrido diez años desde que fueron inmolados en el altar de la Patria los jóvenes Sergio Saldaña, José Rubí, Erick Ramírez y Mauricio Martínez, quienes cayeron por las balas homicidas disparadas por los gorilas sostenes de un régimen social injusto en donde prevalece el peculado, el soborno, el crimen, el hambre y el analfabetismo; vejez prematura, muerte infantil por desnutrición y falta de atención médica, en fin, un sistema en donde las grandes mayorías son víctimas de la más brutal explotación y un reducido sector vive en boato, gozando de todas las comunidades que el desarrollo de la técnica y el esfuerzo del pueblo han creado.

En el transcurso de estos diez años también han caido en pos de una sociedad justa: Julio Oscar Romero, Jorge Navarro, Francisco Buitrago, Jorge Navarro, Francisco Buitrago, Modesto Duarte, Iván Sánchez, Mauricio Córdoba, Silvio Mayorga, Danilo Rosales, Otto Casco, Casimiro Sotelo, Antonio Rivera, Anibal Castrillo y René Carrión, quienes al lado de jóvenes obreros y campesinos se decidieron a empuñar el fusil guerrillero como único medio de destruir las causas de tanta miseria y dolor.

No es casual que en la larga lista de mártires de la lucha revolucionaria, se encuentren estudiantes en puestos de vanguardia y esto se comprende porque los estudiantes ven de manera más clara las causas que engendran la injusticia en nuestro medio, por tener a su alcance los centros de cultura como institutos y universidades.

En este X aniversario de la Masacre Estudiantil que no es otra cosa que el inicio del despertar del pueblo hacia la conquista de un mundo nuevo, por el que han caido como héroes tantos estudiantes que han hecho suyas las palabras de nuestro General de Hombres Libres Augusto César Sandino:

«Nosotros vamos hacia el sol de la libertad o hacia la muerte, y si morimos, nuestra causa seguirá viviendo; otros nos seguirán».

Porque las causas que los impulsaron a brindar generosamente sus vidas están latentes. Entrega de nuestra soberanía al más feroz de los enemigos de los pueblos, el imperialismo norteamericano; dependencia económica total a base de los llamados empréstitos; monocultivo; entrega de nuestras riquezas fundamentales; salarios y sueldos miserables; alto costo de la vida; alquileres elevados; desocupación; despojo de tierra a los campesinos; asesinatos; encarcelamientos; torturas; escándalos en las altas esferas gubernamentales; despilfarro del erario nacional, etcétera.

Por todo esto, los obreros, los campesinos y los estudiantes se rebelan y toman el camino de la dignidad. Por todo esto han ofrendado sus valiosas vidas los forjadores de la humanidad nueva; por todo esto los estudiantes deben incorporarse al combate popular.

No bastan lamentos y recordatorios; ha llegado la hora de mostrar su reconocimiento continuando la tarea iniciada por ellos, ha llegado la hora de ser verdaderos hijos de Sandino y dignos hermanos de los sacrificados.

Que en este X Aniversario, la nefasta dictadura y su camarilla conozcan la firme e inquebrantable decisión del pueblo: que es preferible morir en combate que vivir de rodillas: que en esta hora sepan los politiqueros y falsos opositores que el pueblo ha encontrado el verdadero y único camino de liberación señalado por nuestros inmortales mártires.

¡Gloria eterna a los mártires sagrados de la patria!
¡Gloria eterna a los combatientes!
¡La felicidad del pueblo!
Estudiante, venga a tu hermano.
Estudiante, únete al ejército del pueblo.

¡PATRIA LIBRE O MORIR!

Por el Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN

Carlos Fonseca

Algún lugar de Nicaragua.
23 de julio de 1969

Fotografías históricas

Tomado del muro de Facebook de la Cra. Margine Gutiérrez

También, te puede interesar:

¡Que Vivan los Estudiantes, Jardín de Nuestra Alegría!

Mensaje del FSLN (15.04.1968): A los Estudiantes Universitarios

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.