Marcón se ha ido ¡Duele su partida!

1024 536 Ramón Campos

«Marcón se ha ido. Lo bautizaron como Marcos Herminio Arévalo Alemán pero todos le decíamos Marcón, por su enorme estatura y, con los años, por su corpulencia. Nacido el 25 de abril de 1950 en Masatepe y criado en el rancho de sus padres, allá por la bajada al balneario Venecia, muy cipote sufrió las bestiales golpizas de la Guardia Somocista. Fue valiente guerrillero en la montaña y después, en los años 80, fue un extraordinario, intrépido y astuto jefe militar, como comandante de las Tropas Pablo Úbeda del Ministerio del Interior, por lo cual mereció tres medallas al valor. Muchos años después fue alcalde de su pueblo dos veces, y la gente lo recuerda como el Marcón de toda la vida. Un cuadro revolucionario en toda la extensión de la palabra». (William Grigsby Vado )

En primer plano, de izquierda a derecha, Marcos Arévalo, Tomás Borge, Daniel Ortega, Rafael Córdoba Rivas y Lucio Jiménez, el 1 de mayo de 1981
Comandante Tomás Borge y Marcos Arévalo, probablemente en 1982
En el cierre de campaña como candidato a alcalde del FSLN en Masatepe, elecciones que ganó en 2012

Marcos Arévalo a los 17 años en Masatepe

Roberto Salinas, escribó en su cuenta de Facebook:

Recuerdo a «EL SUB COMANDANTE MARCOS ARÉVALO» MARCÓN, dirigiendo gloriosas operaciones de las TPU, llorando a sus muertos y dándoles en las limitaciones lo justo a su tropa, una vez siendo yo oficial de RR.II. del MINT, le propuse hacerle una tarde feliz a los asesores VIETNAMITAS, me dijo: ¿Chele, crees vos que se puede hacer? Le dije sí Sub Comandante, déjemelo a mí, hablé con «Guillermo» traductor de los V.N. que se hospedaban allá en unos apartamentos de la carretera sur, cerca de una iglesia que lleva el nombre de un lugar en donde los pobres antes del triunfo de la Revolución, empeñaban sus desgracias. Este, feliz me dijo «sí Roberto, el coronel está de acuerdo», procedí entonces a comunicárselo a la jefatura, ésta autorizó y un domingo nos dirigimos a Huehuete, a una casa de protocolo y ahí los combatientes disfrutaron de una tardeada cultural en la que pudimos llevar a lo mejor del ballet MACEHUATL de esos tiempos.

Recuerdo que Marcón emocionado, me dijo….Gracias chele…y yo igualmente le respondí Gracias a ustedes hermanos, es lo menos que podemos hacer para honrar su heroísmo.

Honor y gloria, hermano.

Duele su partida

También, te puede interesar:

Comunicado: Edén Pastora, la leyenda crece

Comandante Edén Pastora, el luchador social

Comunicado: ¡Viva el legado imperecedero del Cro. Jacinto Suárez!

Comunicado: «Jacinto Suárez partió a la eternidad»


Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.