Cuba: Asalto al Palacio Presidencial y Radio Reloj, proeza histórica

1024 536 Ramón Campos

La juventud cubana y latinoamericana recuerda hoy el aniversario 63 del asalto al Palacio Presidencial y Radio Reloj, hazaña que marcó el curso de las luchas estudiantiles en la isla a finales de la década de los 50 del siglo pasado.

Los jóvenes revolucionarios protagonistas de tales sucesos pretendían tomar la sede del Gobierno y una de las más importantes emisoras de la nación. El grupo estuvo encabezado por José Antonio Echeverría, asesinado en la acción con apenas 24 años.

Los protagonistas del hecho eran miembros del Directorio Revolucionario, brazo armado de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) y tenían como objetivo ajusticiar al tirano Fulgencio Batista por su sangrienta ejecutoria, y llamar a la insurrección.

Como homenaje, miembros de la FEU recordarán en esta jornada ese hecho insertado en las luchas que marcaron el camino para el triunfo definitivo de la Revolución en enero de 1959.

Rendiremos honores a los protagonistas y a la indestructible unidad del estudiantado con la Revolución, en nombre de la cual marcharon felices aquel miércoles de leyenda a un combate sin plan de retirada, aseguró a la prensa Daniel Medina, miembro del Secretariado de la FEU.

Para la conmemoración se prevé el encuentro de estudiantes de la Universidad de La Habana con combatientes de la Policía Nacional Revolucionaria.

Honraremos una lección suprema de altruismo, que alienta a seguir luchando, a exigirnos cada día de nuestras vidas la cualidad de ser revolucionarios y el deber de hacer más por Cuba.

Los participantes colocarán una ofrenda floral a Echeverría, Presidente de Honor de la FEU, ante la tarja que marca el lugar donde cayó en desigual combate en las cercanías de la casa de altos estudios.

Miembros del Directorio Revolucionario y familiares de los caídos acompañarán a los estudiantes en el homenaje, que llegará hasta el Mausoleo a los mártires del 13 de marzo, en la necrópolis Cristobal Colón y Radio Reloj.

«Si caemos, que nuestra sangre señale el camino de la libertad, porque, tenga o no, nuestra acción el éxito que esperamos, la conmoción que originará nos hará adelantar en la senda del triunfo». (José Antonio Echeverría, antes de de partir a ejecutar la acción).

Fuente: https://www.prensa-latina.cu/

También, te puede interesar:

Cuba: Los últimos días de la dictadura

Cuba: Los líderes no nacen de laboratorios imperiales

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.