Guerra Biológica: Antecedentes de los Yanquis

1024 536 Cuaderno Sandinista

Compartimos un publicado por cubadebate.cu en el año 2006, titulado «La guerra biológica del Gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica»,. A continuación se presenta el texto


Estados Unidos tienen una larga historia de experimentación en sujetos humanos que desconocen el experimento, la cual va desde el  comienzo del siglo pasado.

Tanto empresas privadas, como el ejército han usado poblaciones humanas ignorantes de los hechos, para probar sus diversas teorías terroristas.

Sin embargo, la extensión del número de humanos sometidos a experimentación del programas norteamericano de Armas Biológicas probablemente nunca será conocido. Los siguientes ejemplos han sido tomados de información desclasificada el año 1977 y de otras fuentes particulares:

1915

Un Doctor en Mississippi provocó Pelagra en doce presos blancos de Mississippi en un intento por descubrir una cura para la enfermedad.

1931

El Experimento Portorriqueño de Cáncer fue llevado a cabo por el   Dr. Cornelius Rhoad.

Bajo los auspicios del Instituro Rockefeller para Investigaciones Médicas, Rhoads infectó intencionalmente a los sujetos con células de cáncer.

Trece de los sujetos murieron.

Cuando el experimento fue descubierto y a pesar de las opiniones escritas de Rhoads que la población del puertorriqueña debería erradicarse, Rhoads continuó para establecer la locación de Guerra Biológica de Ejercito Norteamericano en Maryland, Utah y Panamá.

Él fue nombrado posteriormente en la Comisión de Energía Atómica norteamericana y estuvo en el centro de los experimentos de radiación recientemente revelados, en prisioneros, pacientes de hospitales y soldados.   

1932

El Estudio Tuskegee de Sífilis comenzó. Doscientos (200) hombres de raza negra, pobres, con sífilis, comenzaron un experimento de largo plazo en que esos hombres serían estudiados.

Nunca se les informó de su enfermedad y se le negó tratamiento para ella.

Cerca de 100 de los originales 200 hombres murieron como resultado directo o indirecto de la enfermedad.

Las esposas y los hijos de los sujetos también sufrieron como resultado de la enfermedad.

(La oficina gubernamental que dirigió el estudio era   la predecesora del hoy Centro para el Control e Enfermedades (CDC)). 

1940s

En un fallido programa para desarrollar nuevas drogas para luchar contra la Malaria durante la Segunda Guerra Mundial, los doctores en el área de Chicago infectaron a casi 400 prisioneros con la enfermedad.

Aun cuando a los presos de Chicago se les entregó información general que ellos estaban ayudando en el esfuerzo de la guerra, no se les proporcionó la información adecuada de acuerdo con las normas que más tarde sería aprobadas por el Tribunal de Crímenes de Guerra en Nuremberg.

Los doctores Nazis en el juicio en Nuremberg citaron los estudios de Chicago como precedentes para defender su propia conducta en apoyo al esfuerzo de la guerra alemana.

1950

La Armada norteamericana roció una nube de bacterias sobre San Francisco.

La Armada declaró que la bacteria era inofensiva y sólo fue usada para rastrear un ataque simulado, pero muchos residentes de San Francisco enfermaron con síntomas parecidos a la pulmonía y se conoce de un caso de muerte.  

1950 – 1953

Una serie de armas biológicas fueron usadas, según se declara, contra Corea del Norte.

La denuncia aclara que se lanzaron plumas infectadas con ántrax, pulgas y mosquitos dosificados con Peste y Fiebre amarilla y roedores infectados con una variedad de enfermedades.

Éstas eran precisamente las mismas técnicas usadas en inmunidad, en el seguimiento de cambios en los resultados de esa investigación.

La administración de Eisenhower presentó posteriormente Cargos de Sedición contra tres norteamericanos que publicaron cargos de estas actividades.

Sin embargo, ninguno de aquéllos fueron declarados culpables.   

1952 – 1953

En otra serie de experimentos, el ejército norteamericano soltó nubes de gases «inofensivos» sobre seis (6) ciudades de Canadá y EE.UU. para observar la potencia de descargas similares bajo escenarios de guerra química y biológica.

Un informe posterior del ejército anotó la ocurrencia de problemas respiratorios en las poblaciones civiles que ignoraban los test.   

 

1955

El área de Tampa Bay de Florida experimentó un agudo crecimiento en casos de tos convulsiva, incluyendo 12 muertes, después de un test de la CIA dónde una bacteria sacada del arsenal de Guerra Bacteriológica y Química del ejército fue liberada en el ambiente. Los detalles de este test están aún clasificados. 

1956 – 1958

En Savannah, Georgia y Avon Park, Florida, el Ejército llevó a cabo pruebas de campo en las que se soltaron mosquitos en barrios residenciales desde tierra y desde un avión. Muchas personas fueron picadas por los Mosquitos y cayeron enfermas, algunos incluso murieron.

Después de cada prueba, personal del Ejército norteamericano posando como funcionarios públicos de la salud fotografiaron e investigaron a las víctimas. Se ha teorizado que los mosquitos estaban infectados con una cadena de Fiebre Amarilla. Sin embargo, los detalles de las pruebas permanecen clasificados.   

1965

En un estudio de tres años, 70 prisioneros voluntarios de la Prisión estatal Holmesburg en Filadelfia fueron sujetós a pruebas de dioxina, el altamente tóxico contaminante químico en el Agente Orange. Las lesiones qué se desarrollaron en los hombres no fueron tratadas y permanecieron por más de siete meses.

Ninguno de los sujetos estaba informado que ellos serían estudiados posteriormente para el desarrollo de cáncer. Este era el segundo de tales experimentoS que Dow Chemical emprendió en «voluntarios» que no recibieron la información que el mundo ha proclamado como necesaria para un «consentimiento informado» en Nuremberg.

1966

El Ejército norteamericano esparció un bacilo a lo largo del sistema de tren subterráneo de la ciudad de Nueva York. El material disponible del incidente hace notar que la justificación del Ejército para el experimento era el hecho que existen muchos trenes subterráneos en la (ex) Unión Soviética, Europa y América del Sur.

Aunque no se conoce de efectos dañinos de esta descarga, los detalles del experimento aún están clasificados.

1968 – 1969

La CIA experimentó con la posibilidad de envenenar el agua potable inyectando una substancia química en el suministro de agua de Food and Drug Administration en Washington, D.C..

No se anotó ningún efecto dañino de este experimento. Sin embargo, a ninguno de los sujetos humanos en el edificio les fue solicitado su consentimiento alguna vez, ni se le entregó a alguien la información sobre la naturaleza o los efectos de los químicos que se usaron.

1969

El 9 de junio de 1969, el Dr. D.M. McArtor, entonces Diputado Director, de Investigación y Tecnología para el Departamento de Defensa, aparecía antes del Subcomité del Congreso para Apropiaciones para solicitar fondos para un proyecto para producir un agente biológico sintético para el cual los humanos no han adquirido todavía una inmunidad natural. 

El Dr. McArtor pidió $ 10 millones de dólares para producir este agente durante los próximos 5 a 10 años.

El Registro Del congreso revela que según el plan para el desarrollo de este agente de germen, la característica más importante de la nueva enfermedad sería «que podría ser inmune [resistente] al sistema inmunológico mismo y a procesos terapéuticos de los cuales dependemos para mantenernos relativamente libres de enfermedades infecciosas».

El SIDA (AIDS) apareció por primera vez como riesgo para la salud pública diez años después. 

1972

El Presidente Nixon anunció una prohibición en la producción y el uso de agentes de guerra biológicos (pero no los químicos). Sin embargo, tal como lo revelan los propios expertos del Ejército, esta prohibición no tiene sentido porque los estudios requeridos para proteger contra las armas de guerra biológica son generalmente indistinguibles de aquéllas para las armas químicas.

1977

Ray Ravenhott, director del programa de población de la  Agencia norteamericana para el Desarrollo Internacional (AID), anunció públicamente la meta de la agencia para esterilizar una cuarta parte de todas las mujeres de mundo.

En un informe del   St Louis Post-Dispatch, Ravenhott en esencia citó el razonamiento para esto por los intereses corporativos norteamericanos en evitar la amenaza de revoluciones qué podría desarrollarse por el desempleo crónico.

1980-1981

Dentro de meses desde   su encarcelamiento en los centros de detención en Miami y Puerto Rico, muchos refugiados haitianos de sexo masculino desarrollaron una rara condición llamada «gynecomasia.»

Ésta es una condición en que los varones desarrollan completamente pechos de hembras. Varios de los internados en Ft. Allen en Puerto Rico afirmaron que fueron obligados a sufrir una serie   de inyecciones que ellos creían fueron hormonas.

1981

Más de 300,000 cubanos han sido afectados la fiebre hemorrágica Dengue.

Una investigación de la revista ‘Covert Action Information Bulletin’ que investiga las huellas de varias inteligencias alrededor del mundo, sugirió que esta erupción era el resultado de una descarga de mosquitos realizada por los contrarrevolucionarios cubanos.

La revista rastreó las actividades de uno de los operativos de la CIA desde una localidad en Panamá con las conexiones cubanas alegadas.

Durante los últimos 30 años, Cuba ha sido sujeto a un enorme número de erupciones de enfermedades humanas y enfermedades en las cosechas que son difíciles atribuir a causas naturales completamente. 

1982

Los sindicatos de El Salvador denunciaron que las epidemias de muchos enfermedades previamente desconocidas habían aparecido en áreas inmediatamente después que EE.UU. dirigió allí bombardeos aéreos.

No existen pruebas concretas para apoyar estos cargos.

Sin embargo, el modelo y los tipos de erupciones son consistentes con las denunciadas.  

1985

Una erupción de fiebre Dengue azotó Managua, Nicaragua, poco después del aumento de las misiones aéreas de reconocimiento por parte de norteamérica. Casi la mitad de la población de la importante ciudad fue presa de la enfermedad y varias muertes han sido atribuidas a la erupción.

Fue la primera de tales epidemias en el país y la erupción fue casi idéntica a aquella que golpeó Cuba unos años antes (1981). Las variaciones de la fiebre del Dengue fueron el foco de muchos experimentos en la locación de pruebas de Guerra Biológica del ejército en Ft. Dietrick, Maryland antes de la ‘prohibición’ en tales investigaciones en 1972.   

1985

En el transcurso de un caso en que un ex sargento del Ejército norteamericano intentaba hacer un juicio contra el Ejército por usar drogas experimentales en él, sin su conocimiento.

La Corte suprema de EEUU determinó que permitiendo tal acción contra el ejército se rompería la cadena de mando.

Así, anulando casi todas potenciales acciones contra el ejército hacia el pasado,  o futuro, las fechorías han sido excluidas como acciones apuntadas   a revelar documentos clasificados sobre el asunto.  

1987

Como resultado de un pleito iniciado por un grupo de interés público, el departamento de la Defensa fue obligado a revelar el hecho que todavía trabajaba en programas de investigación en Guerra Biológica y Química (CBW) en 127 sitios alrededor de los Estados Unidos.   

1996

Bajo la presión del Congreso y del público, después de un segmento en el noticiario 60 Minutos, el Departamento norteamericano de Defensa finalmente admite que por lo menos 20,000 soldados norteamericanos «pueden» haber sido expuestos a las armas químicas durante las operaciones en ‘Tormenta del Desierto.’

Esta exposición vino como resultado de la destrucción de un bunker de armas.

Las causas de enfermedades similares en otras tropas que no estaban en esta área todavía no ha sido explicada, de otras causas que no sean el síndromes post traumática.

Los grupos de ex combatientes han entregado la información que muchos de los problemas pueden ser un resultado de las vacunas experimentales e inoculaciones que se le proporcionaron a las tropas mientras se reunían. 

[Se ha informado que la familia Bush tiene o tenía participación en la compañía de las vacunas]   

1997

Ochenta y ocho miembros del Congreso firman una carta que exige una investigación en en el uso de armas biológicas y en el Síndrome de la Guerra del Golfo. 

Fuente: http://www.cubadebate.cu/

También, te puede interesar:

Los despiadados ataques aéreos Yanquis durante la época del General Sandino

EEUU: El mérito de ser asesinos

Colonialismo, capitalismo, neocolonialismo y Resistencia

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.