Toda intromisión extranjera en nuestros asuntos trae la pérdida de la Paz

1024 536 Cuaderno Sandinista

Compartimos dos escrito del General Sandino titulado «Toda intromisión extranjera en nuestros asuntos trae la pérdida de la Paz». fechado el 1 de enero de 1929.


El Chipotón, Nicaragua, Centro América. Enero 1° de 1929

Cuartel General del Ejército Defensor de la Soberanía Nacional de Nicaragua.

Sr. Logan Feland,
Brigadier General U. S. Marine Corps,
Managu
a.

Acuso a usted recibido de su comunicación, y de laque por conducto de Ud. me envía el Rear Admiral U. S. Navy Commander Special Service Squadron, D. F. Sellers, fechadas el 4 de diciembre del año pasado en Managua y Corinto, respectivamente. Adjunto a ésta encontrará Ud. la contestación que doy al señor Sellers, y esa respuesta le servirá de contestación a la comunicación de usted.

Patria y Libertad.
A. C. Sandino


Cuartel General del Ejército Defensor de la Soberanía Nacional de Nicaragua.

1° de enero de 1929

Mr. D. F. Sellers
Rear Admiral U.S. Navy
Commander Special Service Squadron
Corinto, Nicaragua.

Señor:

Fue en mi poder su comunicación, firmada en esa ciudad el 4 de diciembre del año próximo pasado, en la que usted expresa que a pesar de haber fracasado sus esfuerzos anteriores para comunicarse conmigo por medios pacíficos, apela una vez más a mi patriotismo para que yo termine con la resistencia armada contra las fuerzas a sus órdenes, que pedimento del Gobierno de Nicaragua, del usurpador Díaz, están tratando de restaurar el orden en todo el país.

El patriotismo a que usted apela, es el que me ha estado manteniendo para repeler la fuerza con la fuerza, desconociendo en absoluto toda intromisión del gobierno de usted en los asuntos interiores de nuestra nación, y demostrando que la soberanía de un pueblo no se discute, sino que se defiende con las armas en la mano; y es ese mismo sentimiento el que mueve hoy a manifestar a usted, que solamente con el General José M. Moncada podría yo entrar en un arreglo para llegar a una paz efectiva en nuestro país; ya que él, siendo miembro del Partido Liberal, al que traicionó, puede rectificar sus errores mediante el compromiso que contraiga con nosotros, para con el pueblo nicaragüense y para con el mismo P. L., de respetar las bases que les serán propuestas en su debida oportunidad por nuestro Ejército Libertador. Fundado en lo anterior, expongo a usted que para llegar a ese arreglo de paz efectiva con el Gobierno del General José M. Moncada, ponemos como primera base, absolutamente indispensable, el retiro de las fuerzas norteamericanas, al mando de usted, de nuestro territorio.

Sobre la aceptación de esa base, procederá usted a que sus fuerzas evacúen los cuatro Departamentos del norte de nuestra república: Nueva Segovia, Jinotega, Estelí y Matagalpa; pudiendo quedar en ellos autoridades civiles y militares nicaragüenses y, de ninguna manera, Jefe o subalterno alguno norteamericano.

En caso de aceptación, las conferencias de paz para llegar a un entendimiento con el Gral. José M. Moncada, se verificarán en el pueblo de S. Rafael del Norte, entre cinco representantes de nuestro ejército y cinco representantes del mencionado General Moncada.

Los cinco representantes de nuestro ejército, irán bajo la garantía de las autoridades nicaragüenses, siendo de advertir que los comisionados llevarán sus respectivas armas.

En la contestación se nos dirá la fecha en que estarán evacuados los Departamentos de referencia y el día que se designe para iniciar las mencionadas conferencias.

Sin las condiciones expuestas, no habrá paz, y aunque usted dice en su comunicación que no serviría de ningún propósito la continuación de mi resistencia armada, le hago la declaración de que solamente la continuación de mi resistencia armada traerá los beneficios a que usted alude.

No creo por demás manifestarle, que las vidas y propiedades extranjeras quedarán mejor garantizadas por nosotros, los nicaragüenses, que por fuerzas de Gobierno extraño; porque toda intromisión extranjera en nuestros asuntos, sólo trae la pérdida de la paz y la ira del pueblo.

Patria y Libertad
A. C. Sandino

Referencias: Ramírez, S. (1984). «El pensamiento Vivo / Augusto C. Sandino». Tomo I. Editorial Nueva Nicaragua, colección de pensamiento vivo 4. pp. 291 – 293

También, te puede interesar:

Hasta que no veamos a nuestra nación libre de invasores y vendepatrias

General Augusto C. Sandino: Carta a José María Moncada

Gral. Augusto C. Sandino: Instrucciones para el general Horacio Portocarrero

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.