Carlos Fonseca y la dimensión científico-cultural

1024 572 Cuaderno Sandinista

Compartimos un artículo de Jeremy Cerna, publicado en el medio Tortilla con Sal, titulado «Carlos Fonseca y la dimensión científico – cultural«. A continuación se presenta el texto:


Carlos Fonseca constituye, en sí mismo, la síntesis de la teoría y la practica revolucionaria del nicaragüense. Sus aproximaciones teóricas poseen en gran medida cientificidad, coherencia y relación intrínseca con las teorías socialistas, independentistas y de luchas de clases a nivel mundial, pero adquieren mayor relevancia en el contexto latinoamericano y caribeño.

Carlos Fonseca fue capaz de clarificar los tratados más extravagantes, muchas veces disociados de las realidades contextuales, del socialismo para que las clases marginalizadas comprendiesen su pasado, su presente y su futuro inmediato bajo el yugo del colonialismo. Es decir, en primera instancia, Carlos Fonseca, fue un maestro que genuinamente interpretó y aplicó las teorías postcoloniales y de la lucha de clases para generar, junto con otros compañeros (Tomás Borge, Santos López, Silvio Mayorga, etc.), un instrumento político-revolucionario y guerrillero llamado FSLN. (Carlos Fonseca Amador: Padre de la dialéctica Sandinista)

Este instrumento, a su vez, ha sido validado y revalidado por un instrumento científico-cultural llamado Programa Histórico del FSLN, el cual contiene el ser y quehacer, el horizonte de la lucha revolucionaria nicaragüense y su carácter internacionalista. Señal ineludible del apego a las masas de este programa es su capítulo III- Revolución en la cultura y la enseñanza, el cual contiene como puntos esenciales: la cruzada nacional de alfabetización, el acceso del campesino y el obrero a las aulas universitarias, el desarrollo de la cultura nacional, el rescate de nuestros intelectuales progresistas. Entiéndase la intelectualidad como la consciencia colectiva del pueblo y su manifestaciones político-económicas, religiosas y socioculturales (Las trincheras informativas). Dicho de otra manera, la intelectualidad es la forma en que el pueblo interpreta y vive sus realidades a través de la religión, la pintura, el dibujo, la poesía, el canto, etc. Por consiguiente, es el arte proveniente del pueblo la verdadera intelectualidad.

De igual forma el capítulo VII – Emancipación de la mujer, es de vital importancia en el proceso revolucionario conducido por el FSLN, puesto que de él se desprenden preceptos (mandatos) como: “La revolución Popular Sandinista abolirá la odiosa discriminación que la mujer ha padecido con respecto al hombre; establecerá la igualdad económica, política y cultural entre la mujer y el hombre”. Estas apreciaciones teóricas del Programa Histórico del FSLN, en virtud del proceso revolucionario nicaragüense, se han convertido en realidad, Nicaragua se encuentra entre las 5 primeras naciones a nivel mundial en equidad de género. (Estos 10 países están más cerca de lograr la igualdad de género)

Lo antes mencionado, ha sido gracias a políticas públicas transparentes e inclusivas en el desempeño de la mujer en las actividades económicas, políticas y culturales. En Nicaragua las mujeres son sujeto de préstamos solidarios por parte del gobierno, esto genera emprendimientos, empleos, empoderamiento del quehacer económico. En el ámbito político podemos ver las secretarías políticas territoriales que cuentan con un cincuenta por ciento de mujeres, de igual forma los cargos de poder en las alcaldías, relaciones internacionales y la vicepresidencia de la república se encuentran ocupados por mujeres. Esta es muestra ineludible de los avances y cumplimiento del Programa Histórico del FSLN.

Interrelación del Programa Histórico y sus diferentes componentes

Cada capítulo del programa histórico se encuentra intrínsecamente relacionado entre sí, proponiendo una interactividad epistémica, es decir, una forma de adquisición y adecuación consciente del conocimiento para dar respuestas a las demandas históricas del proletariado, esto a su vez ha de permitir la reparación de la situación presente. De igual forma, ha de contener características visionarias que permitan evaluar las situaciones futuras, sin dejar a un lado el legado histórico, político, económico, cultural y social de las clases trabajadoras.

Un ejemplo de esta interrelación se puede visualizar y palpar en la cultura, la cual se encuentra de relieve en las diferentes expresiones religiosas y económicas: las fiestas patronales, los cultos de acción de gracia, las ferias populares, etc., tienden a contener en su estructura bailes, danzas, cantos, poesía, ensayos, teatro, etc. Expresiones que constituyen el sistema identitario del nicaragüense y que magistralmente el Comandante Carlos Fonseca supo incluir dentro de las expresiones de lucha revolucionaria: la lucha de las ideas, la lucha armada, la lucha por la independencia económica, etc. La música, la poesía, el arte, etc. acompañaron las gestas heroicas de nuestros héroes y mártires. Los fusiles, los machetes, el guerrillero, la guerrillera eran lápices que dibujaban el horizonte rojo y negro, azul y blanco revolucionario.

Por consiguiente, fue el estudio, la profundización y la puesta en práctica de esta dimensión científico-cultural la que permitió, al Comandante Carlos Fonseca, una relación real y permanente con el proletariado. Esta relación continua inamovible, hasta el día de hoy, a través del FSLN, su programa histórico y el liderazgo, efectivo y afectivo del Comandante Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo. Efectivo por las tomas de decisiones coherentes con el contexto nicaragüense, que se traducen en el bien común del pueblo y afectivo por el cariño y lealtad que le tenemos a nuestra dirigencia histórica-revolucionaria del FSLN. De igual forma la dimensión científico-cultural propuesta por el Comandante en Jefe Carlos Fonseca Amador, ha permitido un proceso continuo de descolonización del pensamiento revolucionario, permitiéndonos la reflexión, totalmente valida, que nuestro pensamiento científico-filosófico, acción y visión tiene la misma relevancia y valides que cualquier tipo de pensamiento en cualquier parte del mundo.

También, te puede interesar:

El legado mayor del Comandante Carlos. La Unidad Sandinista

Carlos Fonseca Amador: Nicaragua Hora Cero

Carlos Fonseca Amador: Continuemos el legado de Ho Chi Min

Carlos Fonseca Amador: Yanqui Johnson, Go Home

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.