El Anthony de Bajos de Mena. La historia del joven arrojado por el puente

1024 536 Cuaderno Sandinista

Anthony fue arrojado al lecho del río Mapocho por el carabinero Sebastián Zamora, miembro de las Unidades de Control Público (COP) creadas por el General Rozas a fines del año pasado, como respuesta al alzamiento popular iniciado en octubre del año pasado.

Piñera señala frecuentemente que estamos enfrentando un enemigo cruel y poderoso, por lo cual, su respuesta es intensificar la represión. En medio de la crisis desatada por el temible virus Covid 19, invirtió millones de dólares en importar nuevos guanacos y zorrillos para el Cuerpo de Carabineros y además compró un vestuario para acorazar a los COP en tal forma, que parecen unos monstruos blindados, inmunes a peñascazos y bombas molotov.

Su nueva investidura alentó a los COP a sentirse inmunes. De otra manera resulta inexplicable la acción criminal de arrojar a un muchacho de cabeza al río, desde una altura de siete metros.

El hermoso Anthony nació hace 16 años y continúa viviendo en Bajos de Mena, zona situada en el área sur de la comuna de Puente Alto. Es un auténtico gueto, donde el Serviú Metropolitano concentró en un área de 600 hectáreas, 49 conjuntos habitacionales que suman 25.000 viviendas con alrededor de 120.000 habitantes.

Antes de su poblamiento, Bajos de Mena funcionó como un basural informal y también como un vertedero de escombros, lo cual derivó en un bajísimo costo del terreno, situación aprovechada por  grandes empresas constructoras, para destinarlo a la construcción de conjuntos de vivienda social.

La dictadura inició su poblamiento a fines de los años 70, erradicando allí a familias residentes en los campamentos ubicados en los barrios altos de la capital. 

Durante los primeros gobiernos de la Concertación hasta el año 2010, se intensificó el poblamiento del sector con numerosos conjuntos habitacionales proyectados preferentemente con la modalidad del Block de tres pisos de altura y escaleras exteriores cruzadas, que yo califico como arquitectura penitenciaria, conteniendo departamentos en torno a los 40 m2.

 La única vía que conecta Bajos de Mena con el centro de la comuna es la Avenida Eyzaguirre.

Se generó un alto grado de hacinamiento, desconocido por el ex Ministro Mánalich, a raíz de que, Edmundo Hermosilla, ministro de la vivienda de Patricio Aylwin, elevó en 1994 los niveles de densificación en Puente Alto, a 600 habitantes por hectárea.

Los temporales de 1997 nos hicieron abrir los ojos, dejando al descubierto la magnitud del descalabro originado con la aplicación de estas políticas.2.200 departamentos construidos un año antes en la Villa El Volcán situada en el sector Bajos de Mena, quedaron inhabitables a raíz de intensas lluvias descargadas sobre la Región Metropolitana. Muros exteriores e interiores, losas y techumbres filtraron abundantemente y se acusaron severos daños estructurales.

Era un acontecimiento inédito en la historia de las viviendas sociales ejecutadas en Chile A las construcciones de un estándar inaceptable, se añadió la ausencia de espacios públicos y de esparcimiento, la escasez de servicios educacionales, sanitarios, comerciales y la lejanía del transporte público.

Se inició desde entonces un proceso de demolición que ha intensificado el ya grave deterioro ambiental del sector. En su primer mandato, Piñera ideó el programa llamado Segunda Oportunidad, consistente en otorgar un nuevo subsidio de 700 UF, para que las familias residentes en el sector pudieran trasladarse a otro lugar y así desocupar los Bloks, a fin de demolerlos.

Bajos de Mena. Estado de las demoliciones 2013.

El propio Piñera concurrió al lugar, a fin de lanzar dicho programa, y con el espíritu escenográfico que lo caracteriza, pretendió caminar sobre los escombros, tropezando en forma espectacular, siendo auxiliado afortunadamente, por el alcalde de Puente Alto.

Tropezón de Piñera en Bajos de Mena. 13.08.2013.

“El derrumbe de los edificios, trajo problemas asociados, como un impacto visual, donde el paisaje se transformó en edificios a medio destruir, lo que también produjo que personas de otras comunas y sectores, llegaran a Bajos de Mena a tomarse los departamentos y edificios abandonados”.

“La demolición fue una agresión sicológica en el sistema de convivencia, uno se deprime al ver el sector, es una catástrofe, ver los edificios a medio destruir y ver otras personas tomándose los departamentos.” ([1])

“En el territorio de Bajos de Mena existen procesos de guetización, dónde es posible reconocer ciertas características constitutivas del concepto gueto, es por esta razón que se podría hablar de una guetización a la chilena”, la cual se encuentra enmarcada por   procesos de violencia urbana, exclusión social, clausura espacial, segregación socioeconómica, concentración de pobreza, estigma territorial, inseguridad ciudadana, abandono del Estado e integración cultural  parcial y diferenciada, entre otras” ([2])


Anthony ya está de regreso en su casa. Requerirá un largo proceso para tratar las múltiples fracturas en ambos brazos.

El viernes fue visitado por Misha, quién es nada menos que el héroe que le salvó la vida, lanzándose de inmediato a socorrerlo al observar su caída al Mapocho. Es un fiel hincha colocolino, miembro de la Barra Brava, conocido por prestar ayuda a gente en situación de calle.

Ese día, la barra de la Universidad de Chile había organizado un campeonato de fútbol en la Población San Miguel 4 de Bajos de Mena a fin de reunir fondos para la recuperación de Anthony, que es un  ferviente hincha de la U.

El Misha confraternizó con los hinchas azules que lo estrecharon con múltiples abrazos.

“Eso que dice la gente, que uno es de la U y el otro del Colo, da lo mismo. Desde que comenzó el estallido social, Misha junto a sus amigos y familiares hacen lo que esté a su alcance para estar en las manifestaciones. Dice que han sido muchos años de abandono e injusticias, así que salir a la calle y exigir mejoras se convirtió en un compromiso”. ([3])

¿Alguien puede descalificar las razones que han movido a Anthony y al Misha a manifestarse contra un modelo que les ha negado sus derechos más fundamentales?

Miguel Lawner 12.10.2020.


[1] Desplazados y ¿olvidados?: contradicciones respecto de la satisfacción residencial en Bajos de Mena, Puente Alto, Santiago de Chile. Revista INVI vol.32 no.89 Santiago mayo 2017

Rodrigo Hidalgo Dattwyle, Pablo Urbina Terán, Voltaire Alvarado Peterson, Abraham Paulsen Bilbao

[2] Invisibilización,   procesos de Guetización y negación del Derecho a la Ciudad: Población Bajos de Mena en la Comuna de Puente Alto, Santiago de Chile. Ayleen Fernanda Martínez Wong. Revista de Geografía. Facultad de Historia, Geografía y Ciencia Poílitica. UC: 10.12.2017.

[3] La voz de los que sobran, LUIS TABILO CASTILLO. Octubre 11. 2020.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.