Los logros Sandinistas son el pánico del traidor

1024 537 Germán Van de Velde

Los acontecimientos ocurridos a lo largo de la historia de Nicaragua revelan que el Pueblo es el que más sufrió los abusos y las injusticas de los invasores y de los vendepatria. Es por eso que nuestro país está lleno de actos heroicos y patriotas que marcaron la conciencia de nuestro pueblo.

Algunos casos específicos: los actos de rebeldía de Diriangén en 1523, José Dolores Estrada Vado y Andrés Castro en la Batalla de San Jacinto en 1856, Benjamín Zeledón en 1912, la batalla que libró el General Augusto C. Sandino contra los marines gringos entre 1926 – 1933, la lucha que libró el Frente Sandinista entre los períodos 1961 – 1979 y entre 1979 – 1990 y el hecho más reciente, los sucesos ocurridos entre abril y julio de 2018.

En todos los acontecimientos mencionados anteriormente, el Pueblo batalló contra el colonialismo, la burguesía criolla nacional y contra los yanquis. Estos hechos surgieron por la ocupación y el saqueo de los españoles, por la explotación y opresión de las masas trabajadoras a nivel nacional y por el acecho constante de los gringos para intentar tomar el control sobre lo que ocurre en Nicaragua.

Entonces, los procesos que marcaron los pasos para la Revolución iniciaron desde la rebeldía de Diriangén y llegaron hasta el antiimperialismo del General Sandino, del Comandante Carlos Fonseca Amador y del Comandante Daniel Ortega. Todas estas luchas libradas fueron y forman parte de un proceso independentista y antiimperalista que desemboca en el Triunfo de la Revolución.

La etapa posterior a las luchas libertarias de Nicaragua fue la llegada al poder del Gobierno Sandinista. Aquí surgió el reto adicional de tener la inteligencia y la capacidad de “saber gobernar” y, de esta forma, generar un cambio con beneficios para los más pobres, para las clases explotadas y oprimidas.

Entre el 2007 y 2018, la RPS trabajó muy duro para sacar adelante al Pueblo de Nicaragua.

Los principales logros Revolucionarios que se dieron hasta el mes de abril de 2018 fueron:

  • País más seguro de América Central. El país menos violento de la región.[1]
  • Economía estable, con un crecimiento promedio de 4.9% hasta el 2017. Las perspectivas planteadas para 2018 eran más favorables[2]. Situación macroeconómica sólida.[3]
  • La pobreza general pasó de 48.3% en 2006 a 24.9% en 2016. La pobreza extrema pasó de 17.2% en 2006 a 6.9% en 2016.[4]
  • El país menos desigual de América Latina. El índice Gini pasó de 0.410 en 2005 a 0.33 en 2016.[5]
  • Único país en América Central que produce 90% de los alimentos que consume.
  • Atención médica y educación básica gratuita y de calidad.
  • Importante crecimiento de la cobertura y la calidad en educación y salud, así como en los programas sociales, de infraestructura, y de inversión externa.
  • Analfabetismo eliminado. Hasta 2006 era el 19%, hoy menos de 4%.
  • En abril de 2018, el Foro Económico Mundial mencionó que Nicaragua es el sexto país con menor desigualdad de género en el mundo.[6]
  • Nicaragua no contribuyó al éxodo de migrantes a los Estados Unidos, a diferencia de los vecinos Honduras, El Salvador y Guatemala.

Además, otros logros:

  • Mantuvo alejados a los cárteles de la droga y fue pionero en la Policía comunitaria.
  • Gobierno de América Latina mejor conceptuado por sus ciudadanos.
  • El Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y la Unión Europea certificaron que los préstamos, las donaciones y los fondos públicos no se desviaron hacia la corrupción.
  • El Comandante Daniel Ortega ganó las elecciones en 2006 con un 38% de pluralidad, en 2011 con un 63% y en 2016 con 72.5%. La Organización de Estados Americanos (OEA) oficialmente acompañó y certificó el voto.
  • Con la empresa privada se había establecido una relación tripartita, que, con sindicatos y gobierno, se trabajó para enfrentar los desafíos económicos del país, modelo que se había convertido en un ejemplo de relaciones positivas.[7]
  • En el año 2017, Nicaragua fue el segundo país en América Latina donde el 52% de su población se sentía “Muy Satisfecha” y “Más bien satisfecha”, solo superado por Uruguay con 57%, mientras el promedio latinoamericano era del 30%.
  • En este mismo estudio, sólo el 43% de la población aceptaba que se gobernara en beneficio de los más poderosos, mientras el promedio de América Latina era del 75%.
  • El gobierno gozaba de la aprobación más alta en todo el continente con el 67%, mientras el promedio era del 35%. La Confianza del Pueblo con el Gobierno ocupaba el primer lugar con el 43%, comparado a un promedio de 25% en América Latina.

En conclusión

Todos los datos mencionados anteriormente corroboran el miedo que tiene la burguesía y el yanqui: “La Revolución beneficia a los pobres y no a la burguesía”.

Esto deja claro que quienes mienten sobre la lucha que libra el Pueblo y quienes niegan la paz son los enemigos del progreso, son los defensores del estancamiento y la reacción. Esa posición es inaceptable para el Pueblo y para todos/as los que persiguen el progreso.

Esta lucha es de clases y debemos tener claro que los traidores de la Patria, con sus intereses individuales, intentarán aprovechar todas sus oportunidades para incrementar la brecha entre las clases oprimidas y las clases privilegiadas.

“Es por esto que los enemigos de Nicaragua le tienen pánico a la Revolución Popular Sandinista (RPS) y tratan de presentarla como un monstruo sediento de sangre, como una fuerza ciega de destrucción capaz sólo de sembrar muerte, devastación y calamidades”

Después del intento de golpe de estado y en las condiciones actuales que nos encontramos, es necesario hacer avanzar la conciencia de la mujer y el hombre nicaragüense para alcanzar una racionalidad económica mediante óptima utilización de los recursos en función de un desarrollo múltiple. Es necesario acompañar una nueva concepción del trabajo y convertirlo en una necesidad moral comunitaria, donde prevalezca la cooperación y la solidaridad, en lugar del beneficio material individual.

“La Revolución es también demostrar que en condiciones adversas se puede avanzar ante las dificultades que intentan frenar el futuro del desarrollo social que se está proyectando.”[8]

A la Unidad y el Amor

Germán J. Van de Velde

Tomado de: https://www.redvolucion.net

Referencias:


[1] Nicaragua llegó a tener 7 muertes violentas por cada 100 mil habitantes (FNUAP 2017), cifras similares a Uruguay y Chile.

[2] https://www.elnuevodiario.com.ni/economia/455116-fmi-inss-necesita-reforma/

[3] La estabilidad macroeconómica de Nicaragua permitió que el Gobierno adapte sus decisiones a estrategias pioneras de más largo plazo para combatir la pobreza en las zonas rurales, en vez de tener que concentrarse en decisiones de corto plazo para sortear la crisis: https://www.bancomundial.org/es/country/nicaragua/overview

[4] http://www.inide.gob.ni/Emnv/Emnv17/Reporte%20de%20Pobreza%20y%20Desigualdad%20-%20EMNV%202016%20-%20Final.pdf  Encuesta de Medición de Nivel de Vida 2016, INIDE.

[5] Foro Económico Mundial

[6] https://es.weforum.org/agenda/2013/10/los-10-paises-con-mayor-igualdad-de-genero-en-el-mundo/

[7] https://www.redvolucion.net/2019/08/15/economia-nicaragua-antes-despues-intento-de-golpe/

[8] Frase tomada del libro “La construcción socialista en Cuba (1961 – 1965)” escrito por Ernesto Che Guevara.

Además, te puede interesar:

Carlos Fonseca Terán: ¡Viva Nicaragua Libre!

La Memoria Histórica: Fuente de la Juventud de la Revolución

SER Comunista: El SER del futuro

No hay camino al Socialismo sin Electrificación

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.