Comandante Carlos Fonseca: Primeros encuentros con el Marxismo

1024 537 Ramón Campos

Compartimos con todas y todos un extracto del libro
«
Carlos Fonseca Amador y la Revolución Nicaragüense«, escrito por Matilde Zimmermann. En esta ocasión, hemos titulado el artículo «El Comandante Carlos Fonseca y sus primeros encuentros con el Marxismo». A continuación se detalla el texto original.

A principios de los años cincuenta (con tan solo 14 o 15 años), Fonseca asistió a varias reuniones de un grupo de la juventud conservadora y por un tiempo trabajo con Unión Nacional de Acción Popular (UNAP), un movimiento dirigido por intelectuales que habían participado en las manifestaciones antisomocistas de mediados de los cuarenta. Pero para ese mismo tiempo, se había puesto en contacto con una organización que tendría más importante influencia política sobre él, el partido comunista de Nicaragua, PSN. Como Fonseca explicara a un juez en 1957, «yo miré a la UNAP junto con sus dirigentes nacionales tenían demasiado bienestar económico, era demasiado perfumada, aburguesada, por lo cual mis simpatías terminaron».

Él juntó su desilución por la UNAP con un interés creciente por el marxismo:

«Como mis inquietudes democráticas continuaban y UNAP no me las logró satisfacer, entonces yo traté de buscar satisfacción a mis inquietudes en el marxismo, y me dediqué a buscar en cualquier librería a que yo entraba, libros marxistas, ya fueran obras filosóficas, políticas, o novelas, poesías, y también se despertó mi curiosidad de buscar diariamente en los periódicos noticias sobre los países comunistas, y sobre el movimiento comunista en los demás países del mundo, aunque yo creía por mi naciente simpatía hacia el marxismo que las noticias sobre el comunismo enviadas por las agencias noticiosas, eran alteradas».

Referencias

Matilde Zimmermann (2003). «Carlos Fonseca Amador y la Revolución Nicaragüense».

Además, te recomendamos leer:

Carlos Fonseca Amador: Manifiesto del 21/09/1964

Revolución: Escritos de Carlos Fonseca Amador

Carlos Fonseca: Me marcho a Moscú, sin saberlo

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.