Comunicado No. 1 leído y publicado en medios somocistas durante el Asalto a la Casa de Chema Castillo

1024 536 Cuaderno Sandinista

El 27 de diciembre de 1974, el Comando Guerrillero «Juan José Quezada» asaltó la casa de Chema Castillo. A continuación se presenta el Comunicado No. 1 leído y publicado en medios somocistas, como una exigencia del Comando para asegurar la liberación de los rehenes.


El campesinado nicaragüense:… sus ojos tristes y de un amarillo que colora su desnutrición, expresa una violenta esperanza redentora. Perdido en un mar de promesas por una justicia que no llega nunca, ha agotado su paciencia en la misma forma que agotó las formas de organización sindical y cooperativista.

He aquí el cuadro económico del campesino pobre.

Salario – 5.00
Sal -1.00 lib.
Jabón -1.50 bola.
Gas -1.50 botella.
Entero-amebac – 2.00 sobre (siempre padece gastro).
Mejoral – 0.20 c/u (siempre padece dolores).
Botella de cususa -8.00
Multa promedio del juez de mesta -50.00
Multa promedio de la GN -80.00

Da sus chanchos y gallinas a cambio de «libertad». Balance: miseria, hambre, desnutrición, ceguera nocturna, miedo, muerte prematura por enfermedades curables en la mayoría de los casos, analfabetismo.

Ricardo Morales A., Oscar Turcios, Juan José Quezada y Jonathan González son cuatro hermanos sandinistas que caen asesinados por la Guardia Nacional en Nandaime, en septiembre de 1973.

En septiembre de 1973, 23 dirigentes indígenas son perseguidos por la Guardia Nacional en respuesta a una recuperación de tierras realizada por el pueblo de Subtiava; tierras que habían sido usurpadas por un grupo de terratenientes.

En noviembre de 1973, la huelga de protesta por las condiciones inhumanas en que trabajan los obreros de la Licorera Nacional es reprimida por la Guardia Nacional.

En diciembre de 1973, el pueblo exige la libertad y justicia para el hermano sandinista Francisco Ramírez y el profesor salvadoreño Efraín Nortalwalton. El pueblo se manifiesta y protesta enérgicamente hasta librarlos de la injusta prisión a que están sometidos… En abril de 1974 se producen nuevas detenciones; helicópteros irrumpen en los campos y montañas de Matagalpa, Jinotega, Nueva Segovia, Zelaya. Patrullas contrainsurgentes de la GN apresan, torturan, violan, saquean y queman los ranchos campesinos…

En febrero de 1974 cae asesinado en Rivas nuestro hermano sandinista Manuel Avilés C. En abril de 1974 cae asesinado en Rivas nuestro hermano sandinista Ramón González.

El sadismo y otras aberraciones se expresan a su antojo y los casos de Amada Pineda, María Castil y otras campesinas trascienden a la opinión pública llenándola de indignación y desprecio contra el régimen dictatorial…Médicos y enfermeras protestan por un mejor trato y un mejor sueldo…lo cual da como respuesta una salvaje oleada represiva…

Las centrales obreras y los hospitales son allanados por la G.N., dirigentes obreros son capturados…

La brutalidad cobra nuevas fuerzas y, vitaminada, tortura con picana eléctrica, extracción de uñas, Quemas con cigarrillos a sus víctimas, ayunos prolongados, desnudez, somete a sus víctimas y las expone por días y noches enteras a la intemperie y voracidad del jején y el zancudo; como en la Edad Media la Guardia Nacional (GN) masacra amarrados al cepo a los campesinos capturados, acusándolos de cuatreros, guerrilleros, bandidos y otros cargos. La persecución de brujas adquiere sorprendente paroxismo cuando la muerte de los campesinos y las violaciones de sus mujeres es declarada por las autoridades locales y nacionales como misión de paz y limpieza de la Guardia Nacional, ¡La gran cruzada!

El 22 de mayo de 1974, Luis García Cardenal es capturado con otros 26 campesinos más, entre mujeres y niños. Se sabe que fueron entre ellos María Felicia de García con su hijo de 7 meses. Lucio Martínez y Abelina Muñoz de Martínez con sus 4 hijos menores de edad; Mario y Genaro Martínez, Rodolfo Martínez y otros. ¿Dónde están todos ellos? Alfredo Medina, hermano sandinista, es asesinado en Somotillo por una patrulla de la Guardia Nacional (GN).

En Nueva Segovia la Guardia Nacional (GN) captura y tortura a Andrés López, Miguel Ángel Pozo, José Montenegro, Alfonso Florian, acusado de «cuatrero» y de tener armas escondidas en su casa. ¿Dónde están todos ellos?

En Nueva Guinea la Guardia Nacional por instrucciones del plumífero Cornelio Hüeck, reprime encarcelando e inventando acusaciones a Teresa Zeledón Pérez y a Domingo Dávila Zeledón, en afán de obligarlos a abandonar sus tierras para quedarse el plumífero con ellas. También en este mismo lugar fue salvajemente golpeado por la GN Estanislao Romero por exigir mejor precio para su cosecha. Vale señalar que la Nueva Guinea es un campo de concentración cercado y controlado por la Guardia Nacional (GN).

De abril a agosto podemos decir que la represión se expresó en los términos tradicionales con los que la GN acostumbra a hacerlo… Nunca el crimen, la violencia y el robo tuvieron tantos panegiristas degenerados como las autoridades nacionales y los plumíferos a sueldo del régimen.

¿Dónde están los campesinos Santos y Genaro Díaz; Pedro Hernández; María Castil; Víctor Flores; Juan Castil; Juan López Agustín; Agustín Mendoza; Julio Pineda; Felipe Aguilar y su papá; la familia González; José Ángel Martínez; la familia Loza, salvo el traidor Pedro; los 4 niños que estaban con César Flores en una cueva de Yaosca Central y las 2 mujeres; Sabino y Demetrio Centeno; Victoria Díaz y los 4 que asesinaron en Rancho Grande; los 5 dirigentes campesinos capturados en Chinandega a raíz de la toma de tierras en Palo Grande y Palo Alto, dónde están todos ellos?

Los vuelos en helicópteros al mar, las jaulas de tigres, los simulacros de fusilamiento por las madrugadas, las violaciones masivas y de familiares en presencia de prisioneros; la esposa embarazada obligada a abortar a fuerza de puntapiés en presencia del esposo indefenso tendrán su expresión típica en la carne lacerada de nuestro pueblo, especialmente en nuestro campesinado. Nuestra aseveración no es gratuita, hechos reales la respaldan.

El 18 de septiembre de 1974 el Batallón Somoza invade la ciudad de León para reprimir a quienes protestan por la captura de los dirigentes campesinos en la toma de tierras de Los Arcos.

Se repite el ciclo de la acumulación de tierras en este sector de la burguesía armada y como siempre es el campesinado pobre su víctima.

La paciencia tiene su límite y el estoicismo y la resignación igual. El campesino, el trabajador, el obrero, el intelectual progresista que vive y sufre estas represiones, claman justicia y la encontrarán.

Denunciamos ante nuestro pueblo, ante toda la América Latina y ante el mundo, estos asesinatos, estos crímenes y violaciones y los alertamos para que presten su ayuda solidaria ante la más brutal de las represiones sobre el campesinado de Matagalpa, Jinotega, Nueva Segovia, Chinandega, Estelí, León, Carazo, Rivas, Chontales, Managua, Zelaya, Boaco y otras regiones.

Alertamos y hacemos un llamado a las personalidades patrióticas para que hagan uso, de sus relaciones y denuncien ante el mundo los planes de exterminio que la más desprestigiada de las dictaduras de América Latina pretende realizar con el sector social de nuestro pueblo, estoicamente más sufrido.

Referencia: Tomas Borge en su libro «La Paciente Impaciencia»

También, te puede interesar:

Datos que debes conocer sobre el Asalto a la casa de Chema Castillo

Asalto a la casa de Chema Castillo: Un relato del Comandante Tomás

El Pueblo dice: ¡Ya dejen de Joder!

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.