La Hegemonía Imperial

1024 536 Ramón Campos

Compartimos un artículo de Ariel Larramendi, titulado «La Hegemonía Imperial», publicado en radiorebelde de Cuba, en el año 12.10.2011. A continuación se presenta el texto original:


La geopolítica de dominación de Estados Unidos a nivel mundial ha sido estructurada en tres pilares fundamentales, desde que ese país desplazó a España de los remanentes de su imperio en Cuba, Puerto Rico y las Filipinas, a fines del siglo XIX.

Esos tres pilares esenciales son, la agresividad de su capitalismo fundamentado en el dólar, el dominio de los medios masivos de divulgación y comunicación y su transnacionalización, y su astronómico presupuesto militar en incremento año tras año.

Los hitos que han consolidado esta supremacía de Estados Unidos sobre los imperialismos europeos, señalan los analistas, han sido las dos guerras mundiales y las consecuencias económicas y políticas que trajeron consigo y, finalmente, su victoria en la llamada Guerra Fría.

Ahora que el dólar está recibiendo duros embates y está mostrando una creciente debilidad, como consecuencia de las crisis estructural del sistema capitalista, Estados Unidos procura fortalecer sus otros dos pilares imprescindibles: los medios de comunicación y primordialmente el inmenso presupuesto de su aparato bélico.

Y es que no se puede pretender el dominio del mundo actual si no se logra una influencia persuasiva sobre las mentes en los cuatro puntos cardinales, convencer a las grandes mayorías de que el camino escogido por los dirigentes del país hegemónico y sus aliados es el correcto, para moverlas en dirección de un objetivo de dominación preestablecido.

De ahí que uno de los objetivos de la primera potencia, Estados Unidos, es liquidar toda resistencia en países de la periferia, básicamente aquellos que poseen recursos materiales, agua, hidrocarburos y biodiversidad, entre otros elementos.

Ninguna nación que se encuentre en esta órbita de intereses del imperialismo está a salvo, según señalan expertos.

Pero para el dominio que construyó Estados Unidos, ahora el pilar decisivo lo constituye el poder militar y las bases militares situadas en todos los lugares de interés geoestratégico y alrededor de los países que potencialmente puedan ser amenazas futuras, como China y Rusia en primer plano, e Irán seguidamente.

En nuestra región, el incremento de las bases de Panamá y Colombia y la creación de la Cuarta Flota amenaza en un escenario futuro a Brasil y Venezuela y a cualquier punto de tensión que pueda generarse, sin olvidar el método de desestabilización que quiere aplicar en Cuba y en otros países que le está dando resultados en África del Norte y el Medio Oriente.

Entonces, como primer concepto estratégico, es necesario aclarar que Estados Unidos no domina el mundo ni se constituyó en primera potencia imperial capitalista con los discursos de sus administradores eventuales, sino con el aparato nuclear-militar más poderoso del mundo, siete flotas con poder atómico surcando los océanos y cerca de mil bases militares rodeando los puntos estratégicos del planeta.

Es por ello que aunque la crisis económica se mantenga, el gobierno de Estados Unidos no permitirá, que su presupuesto militar de más de 750 mil millones de dólares sea disminuido un ápice.

Le va en ello la hegemonía imperial.

Fuente: http://www.radiorebelde.cu

También, te puede interesar:

Estados Unidos y su política injerencista global

La Doctrina Monroe y el Destino Manifiesto: objetivos de la política exterior de los Estados Unidos

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.